Viñas del Vero, referente en el panorama enológico internacional

Viñas del Vero debe su nombre al río que fluye por la comarca del Somontano, famoso por sus barrancos, gargantas y cañones. La bodega se constituyó a finales de 1986 con la adquisición de 550 hectáreas de terreno en Barbastro y otras poblaciones cercanas. En 1987 comienzan a replantarse los terrenos con viñedos de las variedades tradicionales de la región (Tempranillo, Moristel, Garnacha y Macabeo), junto a otros de distintas procedencias (Chardonnay, Gewürztraminer, Cabernet Sauvignon, Merlot y Pinot Noir).

Los primeros vinos de la bodega aparecen en el mercado en la primavera de 1990 y son elaborados en una bodega experimental de Salas Bajas. En 1987, la empresa había adquirido la finca “San Marcos” para la construcción de la nueva bodega, que se inauguró en julio de 1993.

A partir de ese momento, Viñas del Vero se convirtió no sólo en la bodega líder de la D.O. Somontano, sino en toda una referencia en el panorama enológico de nuestro país y también a nivel internacional, ya que actualmente podemos encontrar sus vinos en más de 50 países.

Viñas del Vero expresa, a través de sus vinos, la diversidad de variedades, suelos y climas que caracterizan el Somontano. Además, la bodega cuenta con dos especialidades únicas: Secastilla, un antiguo viñedo de Garnacha que refleja un terroir incomparable al norte de la región, y Blecua, el icono del Somontano debido a su proceso de triple selección.

Varios han sido los hitos que han permitido forjar a la bodega altoaragonesa una trayectoria envidiable desde sus inicios, como el Premio Alimentos de España que el Ministerio de Agricultura le otorgó en 1999, la elección de Viñas de Vero Clarión para el Enlace Real de S.S.M.M. Los Reyes de España en 2004 o el reconocimiento de Secastilla 2012 como el Mejor Vino Tinto de España en el prestigioso certamen International Wine Challenge 2017.

Pero durante este último año, Viñas del Vero ha conseguido, una vez más, demostrar que su carácter innovador es intrínseco a la calidad de sus vinos. Así, en febrero de 2019 La Federación Española del Vino (FEV) otorgó a Viñas del Vero el certificado “Wineries for Climate Protection” (WfCP), que promueve la mejora continua en las bodegas. Este reconocimiento avala el compromiso por un desarrollo sostenible y la lucha contra el cambio climático de Viñas del Vero, la única bodega de Aragón en alcanzarlo y una de las 19 primeras de España.

La puesta en marcha de una serie de medidas respetuosas con el medio ambiente en Viñas del Vero ha resultado decisiva para la obtención de este sello. Destacan la instalación de 4 parques fotovoltaicos con 55 kW de potencia, que suministran el 5% del total de energía consumida, el uso de un vehículo multifunción alimentado con hidrógeno generado con energía renovable para los desplazamientos por el viñedo y la renovación del parque de tractores con tecnología Tier IV menos contaminante. A estas acciones de reducción de emisiones, se unen las que han propiciado una disminución del consumo de agua (huella hídrica), como las que han convertido a Viñas del Vero en una “bodega seca” que depura y reutiliza toda el agua de bodega en el riego, así como otras de reducción de consumo de energía eléctrica, reciclado y valorización de residuos. Para obtener el WfCP, primer y único sello del sector del vino en esta materia, la bodega líder del Somontano ha superado un proceso de revisión externa que avala su compromiso de reducción y mejora continua en los cuatro ámbitos de actuación que exige: emisiones a la atmósfera, energías renovables y eficiencia energética, gestión del agua y reducción de residuos.

También este mismo año, los lectores de la Guía de Vinos Gourmets han votado a Viñas del Vero Chardonnay como el “Mejor blanco joven” del año. Estos galardones, que se entregarán durante la celebración del 34 Salón Gourmets, permiten conocer las preferencias de los consumidores y las tendencias del mercado vitivinícola.

La creación de empleo, el fomento de buenas prácticas y la sostenibilidad ambiental han sido algunos de los motivos que han hecho a Viñas del Vero merecedora del Galardón Germana de Foix en la categoría “Agroalimentaria”, que ha otorgado el Área de Desarrollo del Ayuntamiento de Barbastro. Estos premios reconocen la labor de empresas u organismos locales que contribuyen a la promoción y desarrollo de la ciudad.

Pese a haber obtenido diversos premios de carácter internacional, el premio Germana de Foix ha resultado muy especial para todo el equipo de la bodega, al tratarse de un reconocimiento de los vecinos de Barbastro y de la provincia de Huesca, clientes y amigos, que han vivido el desarrollo de Viñas del Vero desde sus inicios. Sin su confianza y su compromiso, Viñas del Vero no sería la bodega que es actualmente.

También te podría gustar...

Deja un comentario