Santiago Botas: “El  saber sobre aceites debería ser parte esencial de nuestra cultura”

Enric Ribera Gabandé. “ Las exportaciones de estas grasas vegetales españoles envasadas ha crecido enormemente, pero la venta de graneles es fundamental para que España coloque sus excedentes”

Santiago Botas es un especialista en la promoción internacional del aceite de oliva y de otros alimentos de calidad. Como consultor ha trabajado para la Unión Europea y otros organismos y empresas de España y en otros países, entre ellos Bulgaria, Turquía, Marruecos, Japón, Jordania, Bolivia y Ecuador. En esta faceta de especialista en aceite de oliva, ha conducido seminarios, talleres y catas en más de treinta países de Europa, América, Oriente Medio, Extremo Oriente y Australia. Botas es colaborador en las actividades de promoción que realiza la Asociación Española de Exportadores de Aceite de Oliva (ASOLIVA), el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), la Agencia Andaluza de Promoción (EXTENDA) y el Consejo Oleícola Internacional (IOC).

P,- ¿Cómo está posicionado el aceite español en los mercados internacionales?

R,- Varía mucho en función de los distintos mercados. En términos generales las ventas de aceites envasados con marcas españolas se ha incrementado mucho en las tres últimas décadas, e igualmente la notoriedad y el reconocimiento de los aceites españoles. Tenemos dos retos pendientes, en Europa el mercado Alemán, y fuera de Europa el de los EEUU, este último es extraordinariamente importante, no solo por ser el cuarto mercado del mundo en volumen, sino porque lo que allí ocurre tiene repercusión internacional

P,- ¿Qué se puede hacer para que tenga mejor imagen en el mundo?

R,- En primer lugar hacer cada día mejores aceites y en segundo lugar hacer que los mercados se enteren de ello, ¿cómo? pues a través de una adecuada promoción, tanto genérica como marquista, pues ambas son inseparables. Aún continúan los italianos vendiendo aceite español con botellas con etiqueta de productores de Italia en EE UU, por ejemplo. Pues si, y así seguirá siendo durante mucho tiempo. España, primer productor mundial, tiene igualmente los mayores excedentes del mundo; Italia, es el mayor mercado de aceite de oliva, el segundo productor mundial y el creador de la imagen internacional del producto, pero no dispone de aceite suficiente para cubrir ni siquiera su demanda interior y debe comprar fuera de sus fronteras, lo hace aquí en nuestro país y en otros países productores.

P,- ¿Crecen las exportaciones?

Las exportaciones de aceites españoles envasados ha crecido enormemente pero la venta de graneles es fundamental para que España coloque sus excedentes, y no solo lo hace en Italia sino en Francia, en Portugal y en otros destinos. Evidentemente cuanto más aceite envasado y con marca española se exporte, mejor que mejor, pero sería utópico pensar que todas las exportaciones de graneles pudieran ser sustituidas por envasado de la noche a la mañana.

P,- ¿Cuáles son los mercados emergentes de los aceites?

R,- Rusia, China e India

P,- ¿Los grandes chefs franceses se rinden con los aceites españoles?

R,- No solo los franceses, sino otros grandes chefs de mundo conocen y utilizan marcas españolas, no por que sean españolas sino por que en España se hacen hoy día muy buenos aceites de calidad virgen extra, lo que no ocurría hace 20 o 25 años.

Las almazaras

P,- ¿Las almazaras y comerciantes saben vender  fuera de nuestras fronteras?

R,- Bueno, creo que se ha mejorado mucho, pero la comercialización, con un empleo eficaz de las técnicas de mercadotecnia, es todavía una asignatura pendiente del sector productor.

P,- ¿De qué manera se puede competir con los mercados que domina la competencia?

R,- Solo se puede competir con buenos productos y empleando correctamente las técnicas de mercadotecnia; hay que estudiar los mercados, saber segmentar, elaborar el mejor producto para el segmento y el mercado elegido, seleccionar los canales adecuados y comunicar eficazmente.

P,- ¿Cuál es la auténtica problemática del sector productivo?

R,- En este momento, los bajos precios en origen; en términos generales, y no quiero resultar reiterativo, el escaso empleo de la mercadotecnia.

P,- ¿Es incierto el futuro del aceite español?

R,- Todo lo contrario, creo que el aceite de oliva español tiene un gran futuro si se hacen bien las cosas ¡Y hay mucho por hacer! Es incierto el futuro del olivar marginal poco productivo, pero confío en que se encuentren soluciones para su supervivencia dada su importancia medioambiental. Sería interesante para todos los productores que formaran una alizanza, para evitar la pulverización del sector, y de esta manera poder competir en mejores condiciones.

P,- En España, tenemos cultura en el consumo del aceite. ¿Sabemos distinguir la calidad?

R,- Desgraciadamente los españoles sabemos poco de aceite, lo que resulta sorprendente cuando España es el primer productor y exportador mundial, y el segundo mercado después de Italia. Muchos consumidores y profesionales de la cocina y de los medios de comunicación especializados, no distinguen bien los distintos tipos de aceite de oliva que existen en el mercado; aceite de orujo de oliva, aceite de oliva intenso y suave, aceite virgen y extra virgen. No se conocen los atributos diferenciales de cada uno de ellos y por tanto tienen dificultades para identificarlos, usarlos y disfrutarlos. Esto representa un freno para el desarrollo del mercado.

P,- ¿Es primordial la educación del consumidor?

P,- Creo que la educación de los consumidores es uno de los retos más importantes que tiene la Interprofesional del Aceite de Oliva en el mercado nacional. Saber de aceites debería ser parte esencial de nuestra cultura gastronómica. Con un consumo de aceite de oliva, por persona y año, semejante al de Italia, el nuestro se centra fundamentalmente en el aceite de oliva, mientras que los italianos consumen sobre todo aceites de calidad virgen extra.

P,- ¿Quién consume el mejor aceite español?

Esta pregunta tiene muy difícil respuesta, tal vez sean los italianos que son nuestros principales clientes y los que más saben de aceite, o los franceses que solo compran aceites de calidad virgen extra.

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario