Pirámide gastronómica

Uno de los profesionales más respetados en el panorama de la restauración madrileña es sin lugar a dudas Francisco Patón, director de Alimentación y Bebidas del Grupo Derby Hotels Collection. Una firma que se caracteriza por su gran sensibilidad artística y gastronómica, cuyo fundador, Jordi Clos, posee la mayor colección privada de arte egipcio de Europa.

Paco, persona de ley y corazón, parece como si no estuviera, pero su oficio y sus más de 35 años en hostelería han hecho mella y su estela se palpa por el hotel Urban y en cada uno de los miembros del equipo, que han sabido acompañarle en el digno arte del servicio de sala, sin alardes ceremoniosos que tanto aburren o estridencias fuera de lugar.

Versatilidad de hechuras

Otro de los aciertos de la firma catalana ha sido incorporar recientemente dos propuestas gastronómicas de primera línea a la oferta del hotel.

El Glass Mar, al llegar a un acuerdo con Ángel León para reconvertir el antiguo Glass Bar en un espacio de tapeo para acercar un “poquito de sur” del chef gaditano a la madrileña Carrera de San Jerónimo. La segunda incorporación ha sido la del chef Aurelio Morales.

Devoto discípulo de Paco Pérez, un profesional de dilatada carrera y uno de los grandes espadas de nuestra coquinaria, quien le transmitió su amor por el Mediterráneo, el cual ha sabido combinar en sus creaciones con unas sólidas raíces madrileñas en platos como el Arroz “Costa Brava” o las Migas, pie y oreja o la Vaca vieja “180 días y caldo maduro, que sorprenden y atestiguan una técnica depurada, con sentido, que respeta el producto.

Artículo publicado en la Revista Club de Gourmets

www.gourmets.net/piramide-gastronomica

 

 

También te podría gustar...

Deja un comentario