El Noma, del chef René Redzepi, ha vuelto

Así ha sido el primer servicio del que fue uno de los mejores restaurantes del mundo

Ha pasada exactamente un año desde que el restaurante más emblemático de la cocina nórdica –Noma, en Copenhague–, bajara la persiana. Lo hacía para volver renovado, según ha explicado su chef René Redzepi en múltiples ocasiones, ya que después de 14 años de servicio y con el mérito de haber revolucionado el panorama gastronómico escandinavo, nunca consiguió su tercera estrella Michelin, aunque sí se alzó con el titulo de Mejor Restaurante del Mundo (que concede la lista británica The World’s 50 Best Restaurants) en cuatro ocasiones: del año 2010 al 2012 y también en 2014.

Desde entonces, Redzepi ha viajado con su restaurante a cuestas por todo el mundo, presentado pop ups efímeras en diversas ciudades que le permitían al mismo tiempo investigar junto a su equipo los ingredientes locales de lugares como Tulum (México). Pero ayer, por fin, Noma 2.0 volvía a un espacio permanente en su Copenhague natal, abriendo sus puertas a los pocos afortunados que habían conseguido una reserva para el primer día, quienes no han tardado en compartir sus experiencias en las redes sociales con el hastag #nomaocean.

También el chef Redzepi quiso ofrecer a sus seguidores de Instagram un vistazo de los preparativos de la apertura en sus “Historias”, enseñado la cantina del personal y cómo se preparaba para la inauguración Mette Brink Søberg, jefa de investigación culinaria del nuevo restaurante.

Antes de dar la bienvenida a los invitados, Redzepi y su equipo limpiaron el local, como se ha podido ver en alguna fotografía. También se ha podido ver el uniforme que se ha elegido para el personal, camisetas de color azul marino y delantales negros para los cocineros y blusas grises y pantalón negro para el equipo de sala, y la madera que predomina en el comedor del restaurante.

Respecto al menú, la materia prima protagonista del primer servicio ha sido el marisco, el tema elegido para la primera temporada del restaurante –el chef ya anunció que el menú degustación sería estacional–. Las primeras criticas de los pocos afortunados que han podido probar los nuevos platos han sido positivas, incluso ha habido quien definió la cena como “una de las mejores experiencias gastronómica de su vida” en las redes sociales.

Según informa Eater, no todas la áreas del campus en el que se ubica el restaurante –diseñado por el arquitecto Bjarke Ingels–, donde Redzepi dedicará algunos espacios a la investigación, están ya finalizadas. El nuevo Noma comprenderá 11 edificios y tendrá un jardín de 2.100 metros cuadrados diseñado por Piet Oudolf, quien trabajó en el parque High Line en la ciudad de Nueva York, y Lurie Garden, a cargo del diseño del Millennium Park de Chicago.

El nuevo campus incluye tres invernaderos y un antiguo depósito de minas de 7.500 metros cuadrados que se utilizará para el almacenaje de vinos, carnes, fermentación de ingredientes y reciclaje.

Yaiza Saiz

www.lavanguardia.com/comer/sitios/20180217/44848948154/noma-20-restaurante-copenhague-rene-redzepi.html

 

También te podría gustar...

Deja un comentario