Nadine Redzepi, una chef que va más allá del Noma

Falta poco para que el restaurante danés abra de nuevo sus puertas, pero ella también tiene su proyecto personal

El caso de René Redzepi, chef del restaurante Noma –que abrirá sus puertas de nuevo el próximo mes de febrero, la semana que se puede comenzar a reservar –, es diferente. Su mujer, Nadine Levy Redzepi, no está oculta tras su sombra, sino todo lo contrario.

De hecho, antes de formar parte de la plantilla del lujoso restaurante (reconocido en varias ocasiones como uno de los mejores del mundo) y conocer a René, su vínculo con la cocina ya era muy fuerte. Fue en Portugal, donde nació, que tuvo su primer contacto con la gastronomía. Allí, tuvo que sobreponerse a duras experiencias que la fortalecieron para ser quién es hoy, la autora de Downtime, un libro de recetas caseras que promociona en estos días.

Nadine vivía en una casa situada en un pequeño pueblo sureño cerca de Taveira. Estuvo allí durante un corto periodo de tiempo, pero dice guardar recuerdos que están conectados con la comida. No obstante, no todo fue perfecto. Su padre bebía y cuando las cosas se ponían feas, su hermano Marcus le tapaba los ojos y le cantaba al oído.

Pese a la ayuda de su hermano mayor, el refugio lo encontró en los terrenos de la casa, donde su madre cultivaba verduras y frutas que ella después recolectaba. Sin embargo, también tiene recuerdos amargos de su experiencia recolectando. Recuerda que llegó a consumir frutos de plantas que no eran comestibles y que su madre tuvo que ayudarla a forzar el vómito.

Nadine aprendió la lección y no desistió. Siguió recogiendo plantas y frutas y se propuso conocer cada una. El recuerdo más agradable de su corta infancia en el país luso fue comer granadas directamente del árbol.

Con el padre fuera de escena, su madre, danesa, decidió volver a Dinamarca con ella y su hermano. Allí, pese a su corta edad aprendió a cocinar para poder ayudar a su madre danesa que hacía turnos de trabajo muy largos. Uno de los primeros platos que aprendió fue el pollo asado, su preferido y el plato que siempre prepara a René, su reconocido marido, cuando vuelve de viaje.

El pollo asado fue uno de las primeras cosas que aprendió a cocinar y ahora es su plato estrella

A los siete años, preparaba su propia vinagreta y con 10 ya cocinaba prácticamente de todo. Los programas de cocina que había en la televisión la ayudaron a crecer como cocinera: Nadine tomaba nota de las recetas que hoy día aún perduran en su “menú”, como la pasta con mejillones de Antonio Carluccio.

Siendo adolescente tenía claro que quería convertirse en chef, pero un día todo cambió. “Me di cuenta de que quería sentarme y comer todas las cosas que hacía, no solo hacerlo para los demás”, aseguró al medio Grub Street. Sin embargo, a los 19, recibiría una llamada que, aunque aún no lo sabía, le cambiaría la vida. Empezaría a trabajar en Noma.

Carlos Pérez García

www.lavanguardia.com/comer/al-dia/20171114/432760945250/nadine-levy-redzepi-la-mujer-que-no-esta-oculta-tras-la-sombra-de-noma.html

También te podría gustar...

Deja un comentario