Los osados menús de David Muñoz en su periplo japonés

El hotaru ika es una puntillita de textura untuosa que en Japón se come escabechada en soja. Ha sido uno de los platos que ha degustado el chef madrileño David Muñoz, pero no ha sido lo más sorprendente. El semen de pulpo a la brasa (un secreto de la gastronomía de Cádiz es el semen caballa), pez espada madurado durante 50 días, ensalada con hormigas o el útero de gallina asado con hígado y embrión han sido otras de las estridencias que han asombrado al paladar de Muñoz.

Con el triestrellado Diverxo y recién abierto su local londinense, el marido de Cristina Pedroche se adentra un verano más en los sabores más exóticos de Oriente, su gran inspiración para fusionar nuevos platos. Amante de los mercadillos de Corea, Tailandia e Indonesia, Muñoz está recorriendo las izakayas niponas en busca de productos y elaboraciones diferentes, para sorpresa por ahora al menos de sus seguidores en las redes.

F. A. G.

www.diariodesevilla.es/gente/osados-BDavid-MunozB-periplo-japones_0_1168683812.html

También te podría gustar...

Deja un comentario