Londres abre el primer restaurante nudista del mundo

Todo o casi todo está bien visto en este mundo desorbitado y desproporcionado de la gastronomía a nivel mundial. Si no lo está, parece que despierta interés el descubrir las excentricidades que se van sucediendo incesantemente. A lo mucho que ya nos han contado y hemos visto en los últimos años en la restauración, sea la realidad virtual, comer a oscuras y otras patrañas, ahora nos anuncian la apertura de un restaurante en Londres cuyo nombre es The Bunyadi, pero aún no se sabe su ubicación en la capital londinense, que ya cuenta de salida con más de 35.000 peticiones de reserva, y cuya significación más importante es el nudismo ¡Vaya que sí!, el nudismo. Nada en contra de él.

Se anuncia que tendrá una capacidad para 42 personas y se trata de un pop-up, que solo permanecerá abierto tres meses. No sabemos si al año, o de vida total. Nos inclinamos, por la primera opción. Seb Lyall, promotor del proyecto, ha señalado al respecto de esta iniciativa. “Creemos que la gente ha de tener la oportunidad de disfrutar de una experiencia sin impurezas: ni química, ni colores artificiales, ni electricidad, ni gas, ni teléfono… ¡ni ropa! La idea es experimentar una verdadera liberación”.

No obstante, el nudismo, será opcional, porque el futuro restaurante The Bunyadi tendrá dos zonas, una para clientes vestidos y otra para clientes desnudos ¡Apuesten! ¿Cuál tendrá más éxito? La luz de las dos zonas, se anuncia en un comunicado en su Web, será a la luz de velas, ya que la filosofía de este bosquejo consiste en proyectar a los comensales a un universo parecido al de Pangea, supercontinente que existió al final de la era Paleozoica y comienzos de la Era Mesozoica.

La carta estará estructurada en un menú vegado y otro no vegado. Las materias primas tendrán una procedencia de proximidad, y todos los platos que requieran cocción se elaborarán sobre brasas de leña. La situación de las mesas ofrecerá una separación por biombos de bambú entre los comensales nudistas y los que vayan vestidos. Contará con un vestuario para los que quieran salir vestidos de casa y puedan dejar la ropa. Las fotografías estarán prohibidas.

En nuestro país hay varios establecimientos diseñados para los nudistas, pero ninguno de ellos es un restaurante propiamente dicho, según asegura en su web la Federación Española de Naturismo.

Se me antoja que ya tenemos servido un nuevo capitulo de esta serie restauradora y gastronómica de extravagancias y rarezas que nos tiene acostumbrados la sociedad  en los últimos tiempos ¿Cuál será el próximo?

Enric Ribera Gabandé

También te podría gustar...

Deja un comentario