¿Es legal plagiar una receta?

 

Enric Ribera Gabandé.

Se está hablando mucho en los últimos tiempos del plagio en la cocina, en las recetas y en los estilos de cocinar ¿Qué dice la Real Academia Española de la Lengua de la palabra plagio? “Copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”. Por lo tanto un postre del chef francés de Laguiole, Michel Bras, el coulant de chocolate, que ha dado la vuelta al mundo de cocina en cocina, de restaurante en restaurante, se puede considerar un plagio ¿Se puede considerar en lo sustancial una obra ajena el coulant de chocolate de Bras? ¿Está registrada esta receta pastelera del chef galo como algo propio, inscrita en algún estamento internacional reconocido y que avale tal atribución como algo inviolable? Creo que la respuesta es obvia y no acepta dudas de ningún tipo.

El periódico El País publicaba la semana pasada una reflexión sobre este tema en cuestión con el título “¿Hay plagio en una receta? Los cocineros exigen derechos de autor”, señalando que una de las preocupaciones actuales de los chefs es proteger la autoría culinaria, sobre todo en los momentos en el que la gastronomía se encuentra en plena efervescencia, y que es uno de los sectores económicos mejor valorados en España.

El cocinero madrileño, Mario Sandoval, se hace estas preguntas al respecto de la creatividad e innovación culinaria, ¿está esta creatividad protegida?, ¿es tangible el proceso creativo a la hora de hacer un plato? A estas preguntas respondía Julio González Soria, abogado experto en arbitraje, que señalaba que “no existen todavía instrumentos más adecuados ni a nivel de las convenciones internacionales ni de los derechos internos, cuando se trata de la protección individual para la que todavía es necesario recurrir a las normas positivas generales relativas a los derechos de autor y propiedad individual, lo que es una demostración de que queda mucho tramo por recorrer en lo que se refiere al reconocimiento de las creaciones gastronómicas”.

Para algunos expertos, el plagio es un problema que sufren ciertos profesionales de la restauración debido al éxito que tienen. Antonio Selas, socio de Cremades & Calvo Sotelo, ha propuesto -en este reportaje-, la vía de solución del registro de patentes, creado precisamente para fomentar y premiar la innovación y el esfuerzo, que nada aporta, en este aspecto, el mero imitador que se apropia de algo que creó otro. La competencia desleal es algo que no se ha aplicado en la cocina. En este sentido, hay quien defiende la necesidad de perfeccionar la legislación, considerando a ello un problema de carácter global y haciéndose necesario el modificar una ley obsoleta ante la fuerza de la creación.

También te podría gustar...

Deja un comentario