La Acadèmia de Gastronomia homenajea a Ignasi Domènech como pionero de la cocina catalana moderna

La Acadèmia Catalana de Gastronomia i Nutrició homenajeó el pasado día 28 de noviembre al cocinero Ignasi Domènech (1874-1956) como pionero de la cocina catalana moderna, durante una cena elaborada por Nandu Jubany.

Glosó al personaje el director de la Fundació Alícia y ganador del I Premi Ignasi Domènech, Toni Massanés: destacó su aportación como cocinero pero también como escritor de una treintena de libros –entre los que destaca el recetario ‘La Teca’– y la revista profesional ‘El Gorro Blanco’ (1906-45).

Definió ‘La Teca’ (1924) como libro popular, muy vendido y fundamental de la tradición culinaria catalana, pero destacó también el legado que supone el resto de sus libros, porque demuestran en conjunto su cualidad como innovador y creativo.

Entre otros ejemplos, citó como pioneros los libros ‘El arte del coctelero europeo’ (1912) y ‘Cocina de recursos (deseo mi comida’), un recetario de posguerra que se adaptaba “a los peores momentos” de carestía, según Massanés.

INNOVADOR

Su nieto, José Carlos Balagué Domènech, también destacó el ingenio de su abuelo: dijo que parafraseaba mucho al célebre gastrónomo Jean Anthelme Brillat-Savarin (1755-1826) al decir que ‘Hace más quien inventa un plato que quien descubre una estrella’, y que por eso “hoy estaría complacido con las nuevas tendencias”.

Domènech se inició en la cocina en Manresa (Barcelona) en la Fonda del Centre, propiedad de su tío, aprendió con las recetas de su tía, siguió formándose en fondas de pueblo y del Puerto de Barcelona; se trasladó a hoteles de Burgos y Madrid, donde se hizo famoso; a los 18 años fue al extranjero: París, Holanda y Londres, donde fue discípulo del mítico Auguste Escoffier en el hotel Savoy; y al retirarse como cocinero se instaló en Barcelona y se centró en escribir.

El presidente de la Acadèmia, Carles Vilarrubí, presentó el acto en el hotel Majestic y recordó que éste es el segundo homenaje que rinden a una personalidad de la gastronomía catalana, después del que hicieron en 2016 al también fallecido escritor Néstor Luján.

La cena era de Nandu Jubany –que a los 17 años ya participó en un concurso de cocina precisamente con recetas de Domènech–, con asesoramiento del enólogo Quim Vila, con platos que son una interpretación actualizada de la cocina de su época y otros que eran los preferidos de Domènech.

Entre estos platos estaban la Ensalada Waldorf, los Mejillones Revolucionarios, el Canelón a la Rossini, la Zarzuela de rape y gambas de la Barceloneta y los churros con chocolate.

www.lavanguardia.com/local/barcelona/20171129/433289217827/la-academia-de-gastronomia-homenajea-a-ignasi-domenech-como-pionero-de-la-cocina-catalana-moderna.html

También te podría gustar...

Deja un comentario