El Castillo de Sant Julià incluye hotel, museo y restaurante de Jordi Cruz

El rehabilitado Castillo de Sant Julià de Ramis abrirá sus puertas a mediados de junio con una oferta que incluye restauración a cargo del laureado Jordi Cruz, un museo dedicado a la joyería, salas de exposiciones y un hotel de cinco estrellas.

El proyecto, denominado “La Fortaleza”, parte del joyero barcelonés Josep López Vergé, de Or Joiers, y su presupuesto es de catorce millones de euros.

La propuesta tiene vertiente cultural, de naturaleza y gastronómica, esta última a cargo de Jordi Cruz, que dirigirá los dos restaurantes del complejo, uno dedicado a la cocina catalana y otro a la más atrevida.

Cruz trasladará a este lugar el establecimiento barcelonés A Tempo, que lleva el sello del grupo ABaC, a este nuevo emplazamiento en Girona, donde buscará una estrella Michelin.

“Lo queríamos dignificar, porque era tan bonito que le queríamos dar una nueva caja, un sitio donde pudiera arraigar y crecer para buscar una estrella Michelin de más, que esto nos gusta mucho, y nos pareció que era un lugar ideal para que se trasladara”, ha explicado el cocinero.

Jordi Cruz está convencido de que en el macroproyecto de Sant Julià de Ramis pueden desarrollar ideas “que son de largo recorrido y que pueden dar frutos muy interesantes”.

El A Tempo, ha dicho Cruz, se pretende que crezca y realizar “una declaración de intenciones” que dé paso a que “la figura del cocinero y el camarero se fusionen”.

El menú será único y el trabajo de cocina se ejecutará ante el cliente, y quienes lo han preparado serán los mismos que lo sirvan.

“Sostenibilidad, producto de proximidad, tradición y vanguardia”, serán las claves del nuevo A Tempo, según Jordi Cruz, quien añade “un trabajo sólido de investigación”.

Cruz ha puntualizado también que el segundo restaurante del complejo propondrá “una cocina pensada para que todo el mundo pueda venir a un precio asequible -15 euros-” y apostará por la tradición catalana y la investigación de la gastronomía popular.

Por lo que se refiere al museo de joyería, cuenta con una cúpula soterrada bajo una claraboya y una sala de actos con capacidad para unas trescientas personas, todo construido con la técnica, según el arquitecto Josep Fuses, de elevar una montaña de tierra, taparla con hormigón y retirar después la arena, “un sistema casi de los asirios”

Este espacio expondrá la trayectoria personal de la diseñadora italiana Elsa Peretti, de la firma Tiffany, que está afincada desde hace años en la localidad gerundense de Sant Martí Vell.

Otros nombres presentes en estas salas son el de Josep Maria Subirachs, autor de la fachada de la Passió de la Sagrada Familia, o el del escultor Apeles Fenosa.

El complejo también acoge cinco estudios para artistas de todo el mundo que serán invitados durante un mes para desarrollar su obra. EFE

www.lavanguardia.com/ocio/20180504/443248890038/el-castillo-de-sant-julia-incluye-hotel-museo-y-restaurante-de-jordi-cruz.htm   

También te podría gustar...

Deja un comentario