‘Coachef’ o el arte de mezclar la gastronomía con el crecimiento espiritual

La chef caleña Paula Silva creció entre fogones. Su infancia siempre estuvo ligada a las delicias que por más de 4 décadas dispuso Los Girasoles, un restaurante que su familia cuidó como cada uno de sus históricos platos.

Hoy, Paula, radicada en Bogotá, tiene su propio restaurante, Hippie, un espacio destinado a la comida pura, en el que los ingredientes cada vez son más puros y el 70 % de sus platos son vegetarianos y veganos.

Pero Hippie no solo es un restaurante, es también un centro cultural en el que la literatura y el arte tienen su espacio que, mezclado a sus platos únicos, conforman un cúmulo de experiencias inolvidables.

Hoy tiene un canal de Youtube donde cocina, con celebridades, comida saludable. Y hacen juntos una sesión de yoga. Por años se dedicó a estudiar diferentes culturas gastronómicas para convertirse en ‘coach’ en nutrición y salud, una herramienta que aplica en su santuario gastronómico.

¿Qué la llevó a ser chef?

La vida misma me llevó a hacer parte de este arte. Crecí en una familia con tradición de restaurantes y siempre me gustó la cocina. Ya había vivido en Inglaterra y amé Europa. España estaba sonando mucho en ese momento a nivel gastronómico, así que aproveché la oportunidad. Además, desde chica he amado viajar, conocer y empaparme de diferentes culturas.

En ese periplo por Europa, usted también aprendió sobre gastronomía molecular…

Para mí la cocina molecular fue el primer paso para llegar a donde estoy ahora, ya que en este estilo de cocina es muy importante saber cómo llegar a lo mejor de cada alimento para después crear. Con lo mejor quiero decir color, sabor y textura. Entonces este estilo fue mi primer paso hacia la cocina real y pura que hago ahora.

¿En qué momento del camino quiso hacerse amiga del yoga?

Hace 8 años empecé una práctica en Hatha yoga, después me volví adicta al Bikram y este camino me empezó a cambiar la vida; dejé de fumar (fumaba mucho) y empecé a pensar un poco más allá sobre qué comemos, cómo comemos y qué hacemos hacia el planeta con eso que comemos. Ahí decidí volverme profesora de yoga para entender un poco más esta filosofía y viajo a la India, donde me certifico en un Ashram especializado en Ayurveda. Ahora no puedo vivir sin practicar yoga.

¿Cómo se relacionan el yoga y la gastronomía?

Eso depende de cada estilo de vida. Creo que lo ideal sería ayudarnos a través del yoga a llegar a una consciencia que nos ayude a nivel espiritual a vivir mejor y a ser conscientes de cómo y qué comemos.

¿Fue por eso que prefirió ser vegana o vegetariana?

He sido vegetariana y vegana. Antes de estudiar y mientras estudiaba para graduarme como ‘coach’ en nutrición y salud, he probado muchos estilos de alimentación. En este momento estoy terminando una limpieza para reconocer cómo mi cuerpo recibe cada clase de alimento por cinco semanas y esta semana estoy comiendo pollo, por ejemplo.

Ahí ya dejo de ser vegetariana. La bioindividualidad es lo más importante, saber cómo nuestro organismo reacciona ante cada alimento.

Y hoy está explorando el coaching gastronómico, con el concepto ‘coachef’…

Ser ‘coachef’ es la unión entre ser chef y ser ‘coach’. Me considero una guía hacia el equilibrio entre el cuerpo y el alma y defino mi profesión como la combinación necesaria entre la cocina pura y la transformación holística del ser. Estas experiencias, estudios y los sabores y saberes de los alimentos que recogí durante mi propia transformación holística, los pongo a disposición de quienes están buscando elevar su consciencia, sanar cuerpo y alma y conectar con su espiritualidad.

¿Y cómo aplica el ‘coaching’ en su restaurante?

Entregando lo mejor de mí en mis creaciones, hacia el personal y los clientes. El ‘coaching’ es con uno mismo. Mi cocina pura y todo ‘Hippie’ (mi restaurante) es el reflejo de Paula.

¿Cuáles son esos pasos del ‘coaching’ que se necesitan para tener éxito en un restaurante?

Conciencia, honradez y pasión.

Y ahora en ‘ Hippie’ está aplicando estos conceptos…

Llevamos ya dos años y medio. Al principio no fue fácil, estamos en una zona que se está despertando gastronómicamente, pero cuando llegué no había muchas opciones. Además del estigma que tiene la cocina saludable. Sin embargo, esta gran ola gastronómica (la de cocina saludable) que viene de países europeos, de Australia y Estados Unidos, cada día está pisando más fuerte en nuestro país. Igualmente, ‘Hippie’ cada día esta mejor.

¿Tiene planes de regresar a Cali?

Sí. Además, el sueño de abrir nuevamente Las Dos Parrillas y Los Girasoles sigue dentro de mí, ¡amo Cali! Mi familia está allá y voy mucho. Siempre regresaré. Ahora estoy muy próxima a lanzar mi blog, mi sitio web en donde podrán acceder a sesiones de ‘coach’, detox, recetas, cursos, talleres, productos y todo para el bienestar del ser.

Johan Giraldo R.

www.elpais.com.co/entretenimiento/coachef-o-el-arte-de-mezclar-la-gastronomia-con-el-crecimiento-espiritual.html

También te podría gustar...

Deja un comentario