El chef Alain Guiard se hace cargo de la oferta gastronómica del Hotel Neri

El chef Alain Guiard se ha hecho cargo de la oferta gastronómica del Hotel Neri de Barcelona en un espacio completamente renovado y una carta pensada para “compartir” y descubrir “la cocina barcelonesa más canalla y mestiza”, ha explicado el cocinero.

El nuevo local lleva por nombre “a restaurant”, y ocupa el espacio donde se encontraba el restaurante Neri, y tiene una oferta gastronómica que profesa “un gran respeto por el producto local” y su filosofía se alinea con la del único Relais & Chateâux de Barcelona.

El establecimiento cuenta en su ático con una terraza, Roba Estesa, rodeada de jazmines y pensada para el picoteo informal, con un horario ininterrumpido.

De padre francés y madre catalana, Guiard decidió aunar lo mejor de las dos culturas gastronómicas para crear un sello propio tras su paso por la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Sant Pol de Mar y algunos de los mejores restaurantes de Europa, como el Sant Pau, El Racó de Can Fabes, Àbac (donde ejerció como jefe de cocina), Alain Ducasse en Francia o el Restaurang Fredsgatan de Estocolmo.

Su amplia experiencia en alta hostelería se debe a su trabajo en el hotel de cinco estrellas parisino Les Élysées du Vernet y en el Mandarín Oriental de Barcelona, donde se hizo cargo de diseñar y dirigir su propuesta gastronómica.

Como empresario hostelero, compagina su labor de asesor culinario y de catering (no en vano fue campeón del Mundo de Catering 2013 con el equipo español) con la dirección de su propia marca de salsas caseras, Gourmand & Guiard.

Además, es propietario de las hamburgueserías barcelonesas Santa Burg y del gastrobar La Mundana, ubicado en el popular barrio de Sants.

Toda la carta del ‘a restaurant’ se estructura en formato ración, platillo y medio platillo, siguiendo esa filosofía de compartir.

Entre los aperitivos destaca una bomba (la popular tapa nacida en la Barceloneta) hecha con patata rebozada que aquí el chef rellena de carne, chili y judía de Santa Pau o el ‘croque-monsieur’ de duxelle de boletus con mortadela trufada, de clara influencia parisina.

En los principales desfilan platos que incorporan los mejores productos de la despensa local: embutidos catalanes, patatas, huevos en diferentes elaboraciones, bacalao, judías y otras legumbres y hortalizas de temporada: ensalada de tomates de payés con berenjena ahumada, gnocchi de patata y aceituna negra con puerros a la brasa, tripa de bacalao y jugo de carne, tartar de trucha de Tavascán, o el magret de pato a la brasa con sobrasada.

En el apartado de postres propone una crema quemada de caramelo salado, el clásico “tap” de Cadaqués al ron o la torrija con helado de leche ahumada. EFE.

www.lavanguardia.com/ocio/20180209/44639131178/el-chef-alain-guiard-se-hace-cargo-de-la-oferta-gastronomica-del-hotel-neri.html

 

You may also like...

Deja un comentario